Una segunda vida para los televisores en desuso

lunes, 21 de febrero de 2011


En los últimos años, gracias a los avances tecnológicos como son las pantallas planas y la entrada de la televisión digital terrestre,TDT, en estos años se ha producido una renovación generalizada de televisores y monitores de tubo de rayo catódico (TRC). La gestión de estos nuevos residuos se ha convertido en un reto ambiental tanto por su volumen como por su toxicidad y el tratamiento específico que requieren.


En este escenario, la Diputación de Valencia ha puesto en marcha el Proyecto Ecovitrum, financiado parcialmente gracias al programa europeo Life+. El reto de Ecovitrum es el de proporcionar una nueva alternativa para el reciclaje de los televisores y monitores de TRC y el aprovechamiento de sus componentes. El objetivo del sistema es el implantar un novedoso sistema para el tratamiento de televisores y monitores fuera de uso acumulados en los puntos de recogida y transformar en nuevas materias primas de alta calidad.


El vidrio contenido en estos residuos es recuperado gracias a este proyecto y transformado en materiales para la construcción, tales como materiales cerámicos para pavimentos y revestimientos, materiales en base resina, materiales aislantes y cementos no estructurales. Se estima que se gracias al proyecto se reciclan alrededor de 15.000 equipos al mes, lo que supone la transformación demás de 4.000 toneladas al año de residuos en materias primas.


Los beneficios ambientales del proyecto son numerosos, desde el cumplimiento de las tasas de reciclaje para los residuos eléctricos y electrónicos marcadas por la legislación europea hasta la minimización del uso de vertedero al aprovechar el 100% de sus componentes. Además, se estima que el reciclaje de estos televisores evita la emisión de 315.000 kilogramos de CO2 a la atmósfera.


Hasta el momento, Ecovitrum cuenta con 7 socios, entre los que se incluyen representantes de los distintos sectores implicados en la gestión de los residuos eléctricos y electrónicos, como empresas privadas, institutos tecnológicos y administraciones públicas, garantizando así la continuidad del proyecto.


Los ciudadanos debemos deshacernos de los televisores y monitores obsoletos a través de los canales autorizados para permitir su reciclaje: puntos limpios, establecimientos comerciales (retirada del televisor antiguo al comprar uno nuevo) y el servicio municipal de recogida de residuos voluminosos domiciliarios.
  

Fuente: ecoticias.com 

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa