¿Cómoda almohada? Los gansos son desplumados vivos 4 ó 5 veces en sus vidas

sábado, 16 de octubre de 2010

A pesar de que en los años 60 llegaron al mercado los edredones sintéticos, ligeros y calientes; los gansos y los patos americanos y europeos todaví­a se crí­an para edredones y rellenos de chamarras, así­ como para carne y plumas.

Los gansos son incubados lejos de su madre en incubadoras artificiales. Hasta que no tienen ocho semanas, los ansarones (crí­as de gansos) se alimentan a base de una dieta ' buena para sus hí­gados o buena para sus plumas.' Ni una ni la otra son buenas para ellos.

Los gansos blancos son destinados a ser desplumados por sus plumas (suaves y finas de los pájaros jóvenes), que se meterán en almohadas, chamarras y colchas. Estos gansos llevan vidas particularmente incómodas. Serán desplumados cuatro o cinco veces durante su corta vida.

Después del último desplume, cuando el invierno se acerca y es más costoso calentar los cobertizos que lo que valdrí­an las plumas, se mata a los gansos para aprovechar su carne.

Beauty Without Cruelty Charity (belleza sin crueldad) de Inglaterra ha obtenido la evidencia del desplume en vivo de los gansos para plumas y edredones en las granjas húngaras. Un ví­deo muestra pájaros aterrorizados siendo levantados por la espalda, y cómo se les arranca todas las plumas del cuerpo. Los gansos, frenéticos, luchan por escaparse, retorciendo los músculos y a veces rompiéndose las patas.

Nocireceptores [receptores del dolor] han sido identificados en la piel de varias especies aviares [incluyendo patos, gansos y pollos]. La pared folicular de la pluma es rica en fibras aferentes somáticas generales (sensoriales) y los nervios están presentes en los músculos de la papila, lo que indica que el proceso de desplume es doloroso para las aves.

Los veterinarios, e incluso los criadores de gansos, llaman a esta práctica "extremadamente cruel," particularmente el desplume, así­ como atar las patas de los pájaros sobre sus espaldas. Los desplumadotes son pagados por piezas y por lo tanto la velocidad es esencial. Los trabajadores experimentados pueden arrancar hasta cien gramos de plumas en tres o cuatro minutos.

Fuente: Animanaturalis

Ver reportaje de La 2 Noticias que muestra cómo consiguen en Hungria las plumas para elaborar edredones nórdicos.


0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa