Vía Campesina presente en la 6ª Asamblea Nacional de Afectados Ambientales

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Una delegación de la Vía Campesina, compuesta por delegadas y delegados de los Estados Unidos, el País Vasco, y diferentes partes de México llegó a la comunidad de Magdalena Ocotlán, en la región de Valles Centrales de Oaxaca, para solidarizarse con el movimiento de los Afectados Ambientales en su 6ª Asamblea Nacional. Este movimiento es un esfuerzo a nivel nacional para vincular las distintas luchas ambientales y para fortalecer la unidad del campo y la ciudad para enfrentar la terrible y devastación ambiental provocada por este sistema capitalista de destrucción y despojo.

Representantes de organizaciones, movimientos sociales y comunidades de México presentaron casos de devastación ambiental y humana creada por las mineras, las plantaciones transgénicas, los basureros, los despojos, la contaminación de aguas y tierras, entre otras causas. Además dieron a conocer sus luchas, explicaron cuales acciones organizativas están tomando en sus comunidades para frenar estas catástrofes. La Asamblea se expresó en contra del sistema neoliberal y las empresas trasnacionales que son responsables de la crisis climática.

En sus intervenciones ante la Asamblea, los delegados de La Vía Campesina ofrecieron sus experiencias para plantear que la lucha campesina y la lucha de los afectados ambientales van por el mismo camino, rechazando las practicas que están destruyendo al planeta y proponiendo la soberanía alimentaria y la protección comunitaria de recursos naturales.

Carlos Marentes de la Unión de Trabajadores Agrícolas Fronterizos, basada en El Paso, Texas, en su intervención ante la Asamblea, dijo que “los migrantes son también víctimas de la crisis climática y por tanto los movimientos de los migrantes deben hacerse escuchar en Cancún”. Señaló que en el mundo hay 210 millones de migrantes, y que muchos se trata de desplazados de sus tierras por la sequía, las inundaciones, la contaminación del agua y la degradación del suelo, que ya no pueden sobrevivir en sus comunidades y “tienen que emigran a las sociedades del Norte donde son rechazados y reprimidos.”

Celerino Tlacotempa, coordinador estatal de Guerrero de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA), habló de las acciones que está tomando la gente de su región para combatir el cambio climático. Luchan por la recuperación de suelos a través de integración de materia orgánica al suelo, la recuperación y mejoramiento de sus semillas y maíces criollos y educación y formación sobre la amenaza de los transgénicos. “El rescate de nuestras semillas y comida tradicional y la resistencia en contra de las semillas transgénicas son fundamentales para enfrentar a las empresas trasnacionales.”

El coordinador de la Vía Campesina Región Norteamérica, Alberto Gómez, hizo un fuerte llamado a sumar las luchas de los campesinos, indígenas y todos los afectados ambientales para realizar miles de protestas y miles de acciones en contra de los gobiernos y las grandes empresas culpables de la devastación ambiental y como consecuencia, del calentamiento global. En cuanto a la movilización hacia la COP-16 en Cancún, dijo “Nosotros rechazamos a las propuestas de los gobiernos en las negociaciones de la COP-16, como el programa REDD, los agrocombustibles, los transgénicos y la geoingeniería. En lugar de enfrentar a la crisis climática, estas iniciativas son nuevas fuentes de negocios y son falsas soluciones.”

Fue así como en la mesa de trabajo sobre el camino hacia la COP-16, los asambleístas discutieron apasionadamente un plan de acción rumbo a Cancún y se decidió una comisión de la asamblea misma, para organizar las caravanas internacionales y lograr, juntos con La Vía Campesina, visibilizar las luchas contra la devastación ambiental en México ante la comunidad internacional. Así se da de hecho el inicio rumbo a Cancún, con la celebración de asambleas regionales, del trabajo de planeación y definición del inicio de las caravanas en San Luis Potosí, Guadalajara, Acapulco rumbo a la Ciudad de México para llevar a cabo una mega marcha por la vida y la justicia ambiental y social el 30 de noviembre. Esta mega marcha ciudadana, con la participación de sindicatos como el SME, los maestros de la CNTE, los mineros de Cananea y muchísimos movimientos sociales y políticos, es para llamar la atención del mundo que el pueblo se moviliza hacia Cancún para desenmascarar las falsas soluciones y plantear la alternativa de los pueblos para enfriar el planeta.

Una vez celebrada la mega marcha en la Ciudad de México, las caravanas avanzarán hacia el sur, atravesando pueblos donde se llevan luchas de enorme importancia en contra de la destrucción ambiental capitalista, para llegar a Cancún el 3 de diciembre. Además, se informó de la conformación de otras caravanas, una de las cuales partirá de Chiapas. Una vez que las caravanas han llegado a Cancún, se instalará el Foro Global Alternativo por la Vida y la Justicia Ambiental y se realizarán una serie de movilizaciones que tendrá su expresión máxima el 7 de diciembre con la Marcha de La Vía Campesina. Ese día, simultáneamente, se celebrarán a cabos acciones, movilizaciones y actos culturales en Estados Unidos, Canadá y muchos otros lugares, haciéndose eco al llamado de La Vía Campesina de realizar de miles Cancún por la vida y la justicia ambiental.

Finalmente, ante una asamblea abarrotada de mujeres, campesinos, indígenas, niñas y niños y activistas de los movimientos sociales, la representante de la Mesa 2 declaró: “La ruta a Cancún solo es un momento en la lucha… la asamblea aprueba avanzar más allá de Cancún con La Vía Campesina para lograr cambios en contra de la destrucción ambiental y para mejorar las condiciones de nuestro planeta.”

Fuente:
viacampesina@viacampesina.org ; http://www.viacampesina.org

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa