Reporte de orcas arroja nuevas pistas

jueves, 30 de septiembre de 2010

El primer reporte de orcas en Colón en el Mar Caribe, publicado en La Estrella, en el mes de mayo pasado, podría generar más información sobre los hábitos de estos cetáceos.

Un equipo de científicos de Venezuela y Aruba que comparten un estudio sobre el comportamiento de los corpulentos mamíferos se interesó por este evento para descubrir más sobre su paso por las aguas de la región y su distribución.

El medio le suministró la información y ellos, a su vez, respondieron interrogantes relacionadas con el paso por el Caribe de este tipo de delfines mal llamados ‘ballenas asesinas’, por ser los depredadores más efectivos de los mares.

Jaime Bolaños, biólogo marino, presidente y director ejecutivo de la Sociedad Ecológica Vida Marina en Venezuela, señaló que, aunque no existen estudios científicos sobre los mamíferos en esta zona, los pescadores asocian su presencia con migraciones de peces presas -atunes y espadas- o por la existencia de masas de aguas frías.

José Julio Casas, de la Dirección de Investigación de la Universidad Marítima Internacional, añade a estas explicaciones una posible desorientación de los animales. Pero, advierte que su naturaleza ‘cosmopolita’ los puede llevar a cualquier océano del mundo. Lo extraño y poco común es que lleguen a zonas costeras como Sherman, en Colón, agregó.

En una publicación del diario Panorama, en Venezuela, Bolaños aseguró que ‘hay avistamientos en varios meses del año, y eso abre la hipótesis de que el Caribe puede ser visitado por orcas, tanto del hemisferio norte como del sur’.

La situación es mucho más compleja de lo que se creía. Según el especialista de Venezuela un estudio de Reeves y Mitchell de 1988, señala que podrían existir poblaciones que pasan el verano en el trópico y otras que lo hacen en el Ártico.

El reporte de la presencia de orcas en distintas regiones del Caribe y América Latina, entre ellas Panamá, sería clave para descifrar esta sospecha, así como su patrón de distribución y el uso que hacen de las aguas en la región, explicó el biólogo de Sea Vida. Además, considera que el estudio que lidera es ‘una contribución importante para que las orcas sean incluidas en los inventarios de la diversidad biológica de nuestras naciones’.

Sin embargo, Angiolina Henríquez, presidenta de la Fundación de Mamíferos Marinos de Aruba, que también participa en las investigaciones, afirmó que ‘todavía es muy pronto para saber si el Caribe es parte de alguna ruta migratoria’.

Casas, por su parte, dice que Panamá debe emprender un programa de monitoreo de mamíferos y se propone recopilar datos del avistamiento para sumarlos al estudio internacional de orcas.


 

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa