ONU: Pakistán sufre un tsunami en cámara lenta

viernes, 20 de agosto de 2010


Pakistán se enfrenta a un tsunami en cámara lenta”, advirtió hoy aquí secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, al formular un nuevo y dramático llamado para ayudar al país asiático, donde las recientes inundaciones dejaron a 4.6 millones de personas sin casa.
Durante la apertura de una sesión extraordinaria de la Asamblea General del organismo mundial, destinada a estimular los esfuerzos de una demorada ayuda internacional para los afectados por las devastadoras inundaciones en Pakistán, Ban dijo que en vista de los pronósticos meteorológicos que prevén lluvias monzónicas en las próximas cuatro semanas, “la fuerza destructiva aumentará aún más con el paso del tiempo”.
Por ahora, precisó, entre 15 millones y 20 millones de personas están en emergencia.
Ban, quien llamó a los estados miembros a actuar con urgencia, sostuvo que este desastre es un “examen mayor para la solidaridad internacional”, pues cuando el agua finalmente baje, Pakistán necesitará mil millones de dólares para reconstruir su agricultura.
La ONU pidió la semana pasada 460 millones de dólares de ayuda para evitar que la falta de alimentos y las enfermedades provoquen una “segunda oleada de muertos”, que hasta ahora se calculan en unos mil 600.
Tragedia en zona de guerra
El canciller paquistaní, Mehmood Qureshi, quien también reclamó pronta ayuda al manifestar que las pérdidas en su país exceden los 43 mil millones de dólares, destacó al hablar en la Asamblea General que la comunidad internacional no puede permitir que los “terroristas” saquen provecho de la crítica situación que vive su país.
“El desastre golpea en un momento y en regiones donde nos encontramos en plena guerra contra los extremistas”, dijo en coincidencia con el presidente paquistaní, Asif Ali Zardari, quien mencionó en Islamabad la posibilidad de que “fuerzas malintencionadas exploten esta situación”.
El canciller declaró: “Quisiera regresar a Islamabad con un mensaje claro para el pueblo paquistaní, que no estamos solos”.
Mientras, el secretario de Desarrollo británico, Andrew Mitchell, quien dijo que la respuesta internacional a las inundaciones es hasta el momento “deplorablemente insuficiente”, anunció que Londres duplicará su contribución hasta 100 millones de dólares.
De su lado, el portavoz de la oficina de coordinación de asuntos humanitarios de la ONU, Maurizio Giuliano, alertó en la capital paquistaní sobre otro inminente problema, el tráfico de niños, ya que, dijo, las inundaciones dejaron 4.6 millones de personas sin hogar, principalmente en las provincias de Sindh y Punjab.
“Hay familias que toman medidas drásticas porque necesitan sobrevivir”, resaltó Giuliano.
Fuente: la Jornada

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa