Crean estrategia de rehabilitación ante contaminación con mercurio

miércoles, 21 de julio de 2010

Científicos venezolanos crearon una estrategia integral de rehabilitación, para la Cuenca del río Cuyuní, en el estado Bolívar, como parte de una investigación que determinó el impacto ambiental del mercurio a causa de la actividad minera.

La investigación titulada: "Degradación de la selva tropical por la actividad minera: impacto ambiental del ciclo biogeoquímico del mercurio y propuesta para una estrategia integral de rehabilitación", fue respaldada por el Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, a través del Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit).

El investigador responsable del proyecto, profesor Melitón Adams, explicó que la estrategia de rehabilitación fue posible gracias al diagnóstico del impacto del mercurio realizado para determinar el riesgo al que están expuestos los habitantes de los municipios Roscio, El Callao y Sifontes de esta entidad ubicada al sur de Venezuela.

“Los valores de mercurio en suelos, variaron entre 0,16 a 542,31 microgramos por gramo, con un promedio de 26,85. A los promedios de las diferentes matrices analizadas se les realizó el coeficiente de riesgo, en el caso del suelo el coeficiente de riesgo encontrado es de 893,3 microgramos por gramo, opuesto al valor inofensivo que se ubica en 1 microgramo en todos los casos”. En el aire fue 290,4, también se hallaron altos niveles de este metal pesado en los sedimentos, en las plantas, en el agua, en los peces y en el cabello, en este caso fueron muestreadas 342 personas, expuestas y no expuestas al mercurio, detalló Adams.

Tales cifras superan los límites máximos de mercurio permitidos por algunas organizaciones internacionales como la Agencia de Protección Ambiental (EPA), la cual establece que en niños pequeños y mujeres en edad fértil o embarazada la concentración máxima de mercurio permisible en el cabello es de 1 microgramo por gramo, mientras que el Programa Internacional de Salud Química reporta como medida normal 2.

Precisó Adams que la estrategia integral permite la rehabilitación de los suelos contaminados en dichas zonas con plantas de vetiver y árnica, con microorganismos, también con el horno rehabilitador de suelos (técnica de la pirolisis), diseñado en la investigación y que posee una efectividad del 98% en la eliminación del mercurio en el suelo seleccionado.

En este sentido, para evitar la contaminación de mercurio en aire, se considera el uso de las retortas que han elaborado en la Fundación La Salle, instrumento que sirve para que los mineros quemen la amalgama sin contaminarse porque es un equipo cerrado, simultáneamente evita que salgan las emisiones al aire y recupera el mercurio para su reutilización.

La investigación también logró establecer “las vías por las cuales circula el metal, la velocidad, transporte atmosférico del mercurio a grandes distancias, su bioacumulación en la cadena alimentaria y transformación a compuestos más tóxicos”, dijo Adams.

Las emisiones principales de mercurio en la zona de El Callao provienen de los suelos altamente contaminados y de la quema de la amalgama en molinos y talleres donde se refina el oro, en los cuales se elimina parte del mercurio, que es absorbido e inhalado por los participantes. "El punto más contaminante es cuando el minero agrega el mercurio, considerado solvente, a los metales rocosos finamente molidos: oro, plata, platino", explicó el investigador del proyecto.

Los resultados obtenidos, presentados inicialmente a las fuerzas vivas de la zona: orfebres, mineros, médicos, molineros, representantes de la Cámara Municipal, del Ministerio de Energía y Minas -vigente para aquel momento- y del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (MinAmbiente), los cuales sentaron las bases para el Proyecto Marco Institucional de Investigación de Mercurio.

Relató el investigador Adams que las instituciones involucradas establecieron como parte del proyecto marco la salud poblacional, la higiene laboral, la seguridad, la estrategia comunicacional y la educativa, en vista de la preocupación manifestada por los habitantes afectados del estado Bolívar ante los riesgos para la salud.

La exposición crónica de mercurio en aire, agua potable o alimentos, principalmente pescado, provocan serias disfunciones del sistema nervioso central, desórdenes neuromusculares, temblores, delirio, alucinaciones y tendencia suicida, inhabilidad para coordinar voluntariamente los movimientos de los músculos (ataxia), pérdida en el control del habla, parálisis cerebral, daños severos al riñón, entre otros.

La actividad minera de oro en la zona, la han desarrollado tanto nativos como extranjeros, con un acelerado crecimiento sin estabilidad. Desde el año 2000 al 2008 se consideraba que en la zona existían entre 30 a 40 mil mineros.

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa