Salerno: La lección de Copenhague fue importante

jueves, 3 de junio de 2010


La lección de Copenhague fue importante para todos en todos los sentidos, señaló la directora de Organismos Internacionales del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores (MRE), Claudia Salerno.
La información fue suministrada a propósito de la primera reunión de negociaciones que se llevará a cabo en Bonn, Alemania desde el 29 de mayo al 11 junio próximo.
La jefa de la Delegación Venezolana en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) dijo que “la experiencia en Copenhague fue dramática para todo el mundo y hará que cada uno de los países reasuma este proceso de negociaciones con un compromiso diferente y un sentido más humano”.
Además, subrayó “creemos que esta nueva etapa es positiva y tenemos confianza en que las reuniones sean reencausadas por un camino de constructividad, inclusividad y democracia”.
“Esa es la lección de Copenhague, que se respeten los Principios de la Carta de las Naciones Unidas, los cuales consagran la igual de todos los Estados en el sistema internacional; que se negocie con transparencia, de manera abierta”, agregó.
Asimismo, advirtió: “No queremos más cuartos ocultos, donde se tomen decisiones, donde se encierren un grupo de países que dicen que representan a otros cuando nadie les ha dado ese título de representación”.
Por otra parte, desestimó la posibilidad de que algún país se incline hacia resultados negativos en materia de cambio climático.
“No creo que haya algún país que no quiera un acuerdo. El mundo necesita y todos los seres humanos requieren que quienes -en este momento- representamos a los diferentes Estados nos pongamos de acuerdo”, aseguró.
La Delegación Venezolana que viajó a Bonn este jueves 27 de mayo, tendrá la tarea de negociar en dos semanas, un nuevo texto sobre cambio climático, que fue presentado en la reunión de trabajo preparatoria realizada en abril pasado.
Dicho documento debe considerar aspectos pendientes del Protocolo de Kyoto, metas cuantificadas de reducción de emisiones para los países desarrollados; y todos los trabajos que se han hecho durante los últimos cuatro años, incluye “el mal llamado Acuerdo de Copenhague”.
Pero “lo medular dentro de la negociación será ¿cuál es la visión compartida que los Estados tenemos a largo plazo?; es decir, cuando termine el primer período de compromiso del Protocolo de Kyoto y más allá”, subrayó Salerno.
Alba Marina Gutierrez, Miembro de la red Periodismo por el cambio Climático

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa