British Petroleum admite que no estaba listo para enfrentar derrame de crudo

jueves, 3 de junio de 2010

El director de British Petroleum (BP), Tony Hayward, admitió que la compañía no estaba lista para lidiar con un derrame de petróleo en aguas profundas y que no tenía el equipamiento necesario para detenerlo.

En una entrevista con el diario británico Financial Times, Hayward reconoció por primera vez: "No teníamos todas las herramientas necesarias".

Refiriéndose a las críticas que ha recibido su empresa, el directivo afirmó que es "completamente justo" decir que BP no estaba apta para el desastre.

Desde hace seis semanas, la compañía británica trata de contener el derrame de crudo provocado por la explosión y el posterior hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México, pero todos los intentos para detener el vertido han sido en vano.

Éxito en la superficie

Sin embargo, Hayward calificó de "muy satisfactorios" los esfuerzos realizados para contener la mancha de petróleo en la superficie y evitar su avance hacia las costas.

"Teniendo en cuenta lo grande que ha sido el vertido, la mancha ha avanzado muy poco", dijo.

Por otra parte, el directivo admitió que las técnicas que se utilizan para intentar taponear la fuga del pozo, ubicado a 1.525 metros bajo el agua, son las mismas empleadas hace 31 años con otro derrame en el Golfo de México.

Hayward explicó que la industria había avanzado mucho en técnicas para controlar manchas de petróleo en el mar, pero que se necesitaba desarrollar la misma capacidad de respuesta para vertidos a profundidad.

Nuevas barreras

Este jueves, BP anunció que pagaría por la construcción de seis nuevas barreras de contención en la costa de Luisiana para tratar de proteger el frágil ecosistema del avance del crudo.

El gobernador del estado, Bobby Jindal, dijo que la Casa Blanca le había ordenado a la compañía británica que pagara por la construcción de las barreras.

Jindal criticó abiertamente al gobierno de Barack Obama por lo que considera una lenta respuesta a la crisis.

Se estima que la construcción de los bancos de arena le costará a BP unos US$360 millones.

Las barreras se entrelazarán con la cadena de islotes frente a la costa, formando una línea de contención de 80 kilómetros de longitud.

Siguen los intentos

Entre tanto, se han reanudado los esfuerzos de BP para poner fin a la fuga del pozo, que se habían interrumpido luego de que una sierra se atascara durante cuatro horas en una gruesa tubería en el lecho marino.

La compañía está intentando contener el derrame cortando un tubo fracturado y sellándola con una tapa.

El almirante de la Guardia Costera, Thad Allen, afirmó que había equipos aplicando dispersantes químicos hacia el petróleo que salía de la nueva fisura y que se esperaba poder hacer un nuevo intento con la tubería este jueves.

Se estima que la mancha de petróleo podría llegar a las playas del estado de Florida el viernes.

Según BP, hasta el momento los costos asociados a los trabajos de emergencia y de limpieza alcanzaron los US$990 millones, incluyendo US$40 millones en pagos directos realizados a afectados por el derrame.

La construcción de las nuevas barreras eleva la factura de la firma a unos US$1.400 millones.

Fuente: VTV

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa