Bonn celebró el Día Mundial del Ambiente

martes, 8 de junio de 2010


La ciudad de Bonn en Alemania, donde actualmente se celebra la reunión intersesional de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) celebró este domingo el Día Mundial del Ambiente.

Pintorescas marchas, una nutrida agenda cultural y deliberaciones diplomáticas que tienen como desafío continuar con las negociaciones que quedaron pendiente en Copenhague; así como avanzar en aspectos técnicos a fin de lograr un acuerdo vinculante en diciembre próximo, en Cancún, México donde se llevará a cabo la 16ª Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP16).

Cientos de personas, en su mayoría, miembros de grupos ambientalistas, estudiantes y profesionales, entre otros recorrieron las calles de Bonn para respaldar datos científicos que advierten a los gobiernos del mundo que “es desastrosa la desestabilización del clima global por aumento de emisiones de gases de efecto invernadero; Copenhague nos recuerda que debemos hacer más presión para que los líderes del mundo tomen decisiones vinculantes, inmediatas y justas”, destacaron las consignas que arengaron los activistas verdes.

Desde 1973, cada 5 de junio se celebra en todo el planeta, el Día Mundial del Ambiente. La iniciativa tuvo su génesis en la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1972, realizada en Suecia, Europa del Norte. En ese mismo escenario se dio inicio a la Conferencia de Estocolmo, cuyo tema central fue el ambiente. Adicionalmente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) creó el Programa de las Naciones Unidas para Medio Ambiente (PNUMA).

Desde entonces dicha iniciativa ha servido impulsar el tema ambiental y colocarlo en la agenda pública de medios y gobiernos. Así como sensibilizar a la opinión pública a fin de emprender mejores formas de relación con el ambiente.

Han transcurrido casi cuatro décadas. En la actualidad, un creciente consenso en la comunidad científica afirma que los cambios climáticos son un fenómeno real y que está presente. Asimismo, que sus impactos físicos tendrán repercusión en la economía de cada país de manera diferenciada; y destacan que afectará a los países en desarrollo, especialmente a las poblaciones más vulnerables, es decir con menor ingreso económico y quienes habiten en zonas de alto riesgo.

Desde esta óptica, es indispensable que Latinoamérica tome medidas y defina políticas en materia de cambio climático, diseñe estrategias de adaptación, gestión de riesgo; y se sume a los esfuerzos internacionales para consensuar acuerdos vinculantes en esta materia.

La ciudad de Bonn fue la capital de Alemania hasta el año 1990. Con casi 2 mil años de historia, aun conserva su personalidad política y diplomática; en la actualidad es sede de estamentos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).La ciudad de Bonn en Alemania, donde actualmente se celebra la reunión intersesional de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) celebró este domingo el Día Mundial del Ambiente.

Pintorescas marchas, una nutrida agenda cultural y deliberaciones diplomáticas que tienen como desafío continuar con las negociaciones que quedaron pendiente en Copenhague; así como avanzar en aspectos técnicos a fin de lograr un acuerdo vinculante en diciembre próximo, en Cancún, México donde se llevará a cabo la 16ª Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP16).

Cientos de personas, en su mayoría, miembros de grupos ambientalistas, estudiantes y profesionales, entre otros recorrieron las calles de Bonn para respaldar datos científicos que advierten a los gobiernos del mundo que “es desastrosa la desestabilización del clima global por aumento de emisiones de gases de efecto invernadero; Copenhague nos recuerda que debemos hacer más presión para que los líderes del mundo tomen decisiones vinculantes, inmediatas y justas”, destacaron las consignas que arengaron los activistas verdes.

Desde 1973, cada 5 de junio se celebra en todo el planeta, el Día Mundial del Ambiente. La iniciativa tuvo su génesis en la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1972, realizada en Suecia, Europa del Norte. En ese mismo escenario se dio inicio a la Conferencia de Estocolmo, cuyo tema central fue el ambiente. Adicionalmente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) creó el Programa de las Naciones Unidas para Medio Ambiente (PNUMA).

Desde entonces dicha iniciativa ha servido impulsar el tema ambiental y colocarlo en la agenda pública de medios y gobiernos. Así como sensibilizar a la opinión pública a fin de emprender mejores formas de relación con el ambiente.

Han transcurrido casi cuatro décadas. En la actualidad, un creciente consenso en la comunidad científica afirma que los cambios climáticos son un fenómeno real y que está presente. Asimismo, que sus impactos físicos tendrán repercusión en la economía de cada país de manera diferenciada; y destacan que afectará a los países en desarrollo, especialmente a las poblaciones más vulnerables, es decir con menor ingreso económico y quienes habiten en zonas de alto riesgo.

Desde esta óptica, es indispensable que Latinoamérica tome medidas y defina políticas en materia de cambio climático, diseñe estrategias de adaptación, gestión de riesgo; y se sume a los esfuerzos internacionales para consensuar acuerdos vinculantes en esta materia.

La ciudad de Bonn fue la capital de Alemania hasta el año 1990. Con casi 2 mil años de historia, aun conserva su personalidad política y diplomática; en la actualidad es sede de estamentos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Fuente: Alba Marina Gutiérrez, enviada especial-Miembro de periodismo por el Cambio Climático

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa