Países del Alba denuncian intentos de algunos “desarrollados” por hacer claudicar el protocolo de Kioto

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Caracas, 10.11.09 (Prensa Minamb).- La unión de esfuerzos para que en la próxima Conferencia de las Partes (COP) sobre Cambio Climático, en Copenhague, Dinamarca, se respete y consolide el régimen jurídico internacional vigente, fue anunciada en la XV Cumbre de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), efectuada recientemente en Cochabamba, Bolivia.

La información la suministró la directora de la Oficina de Cooperación Internacional del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb), Claudia Salerno, quien, recogiendo la esencia de la declaración, denunció los intentos de algunos países desarrollados por hacer que fracase el acuerdo de Kioto.

Recordó que la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y su protocolo de Kioto representan el régimen jurídico vinculante vigente para el tratamiento del Recalentamiento Global, resultado del consenso de la comunidad internacional para afrontar esta problemática ambiental.

Los países que conforman el Alba-TCP consideran que esos instrumentos deben ser mantenidos y no pueden ser anulados, ni sustituidos por nuevos acuerdos que erosionen las obligaciones contraídas, aclaró.

Salerno precisó, que es en ese marco que “demandaremos compromisos más serios y ambiciosos de reducciones cuantificadas de emisiones” y aseguró que los países desarrollados tienen una deuda ecológica amplia con los países en desarrollo, por su responsabilidad histórica de emisiones y acciones de adaptación que “estamos condenados a realizar a causa del Recalentamiento Global que ellos han ocasionado”.

Explicó que la tendencia de los países desarrollados de impulsar la adopción de una línea de base internacional de “Negocios como Siempre” (Business as usual) es violatoria de los principios de equidad y responsabilidades comunes pero diferenciadas.

La declaración de los países del Alba llama la necesidad de proveer recursos financieros adecuados para atender los retos del Cambio Climático, “no es un asunto de mercado, sino de una obligación internacional jurídicamente vinculante que puede y debe ser exigida ante el sistema jurídico internacional”.

Finalizó diciendo que “las pretensiones de esos países desarrollados de hacer fracasar el acuerdo de Kioto atentan contra los intereses de preservar a nuestra madre tierra y, de ser adoptado, limitará nuestro derecho al desarrollo”. (FIN/Marcos Tirado)

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa