Si la cantidad de ozono disminuye más radiaciones alcanzarán el planeta

martes, 15 de septiembre de 2009

Caracas 11.09.09 (Prensa Minamb).- Venezuela contribuye a la preservación de la capa de ozono a través de programas concretos que se ejecutan durante todo el año, afirmó el Director de Calidad Ambiental del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb), Clifford Peña.

El funcionario recordó que en el año 1994, “la Asamblea General de la ONU proclamó el 16 de septiembre como el Día Mundial de Preservación de la Capa de Ozono, en conmemoración de la fecha en la cual se firmó el Protocolo de Montreal, relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono”.

Explicó que el ozono se forma en la estratosfera, a partir del oxígeno del aire y en un equilibrio dinámico con las llamadas radiaciones solares UVB, en el cual se forma y se destruye continuamente. La formación de ozono es más rápida que su destrucción, por lo que éste se acumula y da origen a la capa de ozono, aclaró.

“El ozono es capaz de absorber esas radiaciones solares que son potencialmente dañinas para la vida en la tierra. Si la cantidad de ozono disminuye en la estratosfera, más radiaciones potencialmente peligrosas alcanzarán la superficie del planeta, lo que incide directamente en el aumento de casos de cáncer de piel, cataratas e insuficiencia del sistema inmunológico en los seres humanos”, explicó.

Sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAO)
Son gases llamados clorofluorocarbonos (CFC) e hidroclorofluorocarbonos (HCFC), que se utilizan como propelentes en sprays o como refrigerantes en aires acondicionados y equipos de refrigeración industrial. Su uso iba en aumento porque son fáciles de producir y económicamente rentables. Sin embargo, estos gases no se degradan en períodos cortos de tiempo y cada átomo de cloro presente en ellos es capaz de destruir 10 mil moléculas de ozono.

Protocolo de Montreal
Debido al potencial destructivo de los CFC y los HCFC, se crea, bajo el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el llamado Protocolo de Montreal bajo el auspicio de la ONU que entra en vigor en enero de 1989. En este Protocolo, “los países firmantes se comprometieron a limitar la producción de algunas de las SAO, antes del año 2010”, informó.

“El 11 de enero de 1989, Venezuela ratifica el Protocolo de Montreal, asumiendo el compromiso de controlar y minimizar la producción, consumo y comercialización de las SAO, lo que se concretó a partir del 7 de marzo de 2006, al establecer las Normas para Controlar y Regular la Producción, Importación, Exportación y Consumo de estas sustancias, un gran paso para eliminarlas”, dijo.

Algunos avances
El director de Calidad Ambiental del Minamb agregó que la implementación del programa educativo “Ciencia y Juegos sobre la Protección de la Capa de Ozono” que se desarrolla en el Museo de los Niños, ha logrado la participación de más de 250 mil niños y niñas de todo el país en actividades educativas.

“Además, varias Direcciones Estadales Ambientales (DEAs) han organizado y dictado talleres para formar a casi 200 funcionarios del Minamb y Seniat en torno al decreto que rige la materia, lo que promueve la creación de Aduanas Verdes”, comentó.

Peña informó que también se realiza el plan nacional de capacitación en buenas prácticas de refrigeración, desarrollado por el Fondo de Reconversión Industrial (Fondoin) con la participación del Instituto Nacional de Capacitación Educativa Socialista (Inces), que ha formado a más de dos mil 200 técnicos que contribuyen a mejorar el mantenimiento y manejo de los equipos que utilizan las SAO; y el desarrollo de proyectos de inversión y reconversión en el sector de refrigeración y de espumas de poliuretano, que han contribuido a eliminar casi mil 100 toneladas de estas sustancias.

“Se han ejecutado acciones que incluyen inspecciones a empresas importadoras y exportadoras de SAO, así como la entrega de equipos analizadores que permiten a los funcionarios de las DEA estar vigilantes en esta materia”, dijo.

De esta manera, Venezuela impulsa actividades que contribuyen a minimizar los efectos de las sustancias que afectan la Capa de Ozono, cumpliendo con sus compromisos internacionales y con los postulados constitucionales relacionados con la vida, el ambiente y la corresponsabilidad con las generaciones presentes y futuras del planeta. (FIN/Marcos Tirado)

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa