Sociedad Civil de Venezuela Lidera Campaña por el Reingreso del País a la Comisión Ballenera Internacional

lunes, 17 de agosto de 2009

Santiago de Chile, 13 de agosto 2009 (CCC News) – Desde el pasado mes de julio, nuevamente, las organizaciones de la sociedad civil (ONG) venezolana, Biomarina Venezuela, Sociedad Ecológica Sea Vida y el Consejo Nacional de Estudiantes de Ciencias, lideran la campaña “Por el reingreso de Venezuela a la Comisión Ballenera Internacional” (CBI), con el fin de reunir firmas para solicitar a las autoridades locales que el país tenga voz y voto en las decisiones que cada año toma este organismo respecto a las poblaciones mundiales de cetáceos.

Las aguas venezolanas son el hogar del 30% de las especies de cetáceos que habitan los océanos del mundo y del 96% de las ballenas y delfines que se encuentran en aguas del Caribe. Actualmente, el Libro Rojo de la Fauna Venezolana incluye a dos de las 25 especies de cetáceos del país, como En Peligro y cuatro como Vulnerable.

Pasado y Presente de Venezuela en la CBI

La CBI está conformada por 87 países entre los cuales se destacan 12 naciones de Centro y Sudamérica que componen el bloque conservacionista Latinoamericano, conocido como Grupo de Buenos Aires.

Miembro de la CBI hasta finales de la década de 1990, Venezuela no participa en la actualidad en las reuniones anuales de la Comisión, pero sí forma parte como observdor del Grupo de Buenos Aires, encargado de coordinar políticas regionales de conservación y uso no letal de cetáceos.

“Venezuela tiene una sólida base en materia Jurídica Ambiental, además estuvo presente en la Declaración de Buenos Aires (2005), en la cual se manifiesta la necesidad de profundizar las actividades de la CBI, en particular aquellas relacionadas con el uso no letal y la conservación de las ballenas en el ámbito internacional y en la región. Lo único que nos falta es ser Miembro de Pleno Derecho de la CBI”, explicó a CCC News, Neil Castro, Coordinador del Grupo Biomarina Venezuela, tesista de pregrado de biología marina de ECAM-UDONE (Escuela de Ciencias Aplicadas del Mar, Universidad de Oriente) y Miembro del Comité de Protección Ambiental de la Ong ONSA A.C.

La participación en la CBI daría a los científicos venezolanos la oportunidad de intercambiar experiencias y tener acceso a la transferencia de conocimientos y metodologías desarrolladas por naciones con mayor experiencia en investigación y conservación de estas especies.

“La población mundial sí se preocupa de la conservación”

Al igual que en muchos países de América Latina, “las políticas de protección de especies amenazadas en la mayoría de los casos no transcienden más allá del papel ya que no existen mecanismos eficientes para hacer cumplir las leyes de protección al ambiente” afirmó a CCC News, Leonardo Sánchez, Coordinador del Centro de Investigación de Cetáceos, Capítulo Occidente.

En ese sentido, uno de los grandes logros que destacan las organizaciones que lideran la campaña “Por el reingreso de Venezuela a la Comisión Ballenera Internacional”, es el consenso logrado entre los investigadores para la conformación de la Sociedad Venezolana para el Estudio y Conservación de Mamíferos Acuáticos, SOVEMA, organismo que reunirá a investigadores y Ongs especializadas de Venezuela.

Otros logros destacables incluyen la institucionalización de los Talleres sobre Ecoturismo y Conservación de Mamíferos Marinos en Venezuela; la integración de destacados deportistas, artistas de teatro, cine y televisión, grupos culturales, ONGs nacionales e internacionales en campañas de comunicación; la integración del estudio de los mamíferos marinos, reptiles y aves en la oferta curricular de la Escuela de Ciencias Aplicadas del Mar, en la Universidad de Oriente; la integración de temas de conservación de especies y ecosistemas marinos en la programación escolar de la regiones de Aragua, Carabobo y Guárico, mediante el mecanismo de aulas abiertas; y la consolidación de alianzas con Latinoamérica, Centroamérica, Norteamérica y Europa.

“Hemos constatado que la población mundial sí se preocupa por los asuntos de conservación”, señaló Neil Castro.

Turismo de Avistaje de Cetáceos, Una Alternativa de Desarrollo Sustentable para Venezuela

De acuerdo a un informe publicado en 2008 por Hoyt e Iñiguez, el turismo de avistaje de cetáceos en América Latina aumentó una tasa promedio de 11,3% anual (entre 1996 y 2008), cifra que representa tres veces la tasa de crecimiento del turismo mundial y 4,7% veces la tasa de turismo de América Latina.

En este contexto, Jaime Bolaños, Director Ejecutivo e investigador de Sea Vida, explicó a CCC News que “el turismo de observación de cetáceos desde el punto de vista comercial ya se encuentra consolidado en varias regiones de Venezuela, principalmente en los Parques Nacionales Mochima y Ciénagas de Juan Manuel, donde los concesionarios tienen entre 20 y 25 años de experiencia”.

De acuerdo al especialista, “Para Venezuela, las cifras más recientes indican que al menos 123 operadores en nueve comunidades costeras realizan viajes turísticos para la apreciación de delfines en su medio natural y en 2007 más de nueve mil turistas nacionales y extranjeros efectuaron estos viajes, generando ingresos totales cercanos a un millón de dólares”, destacando que “es una cifra importante, ya que se trata de comunidades que tienen pocas alternativas para la generación de ingresos”.

Bolaños concluyó que “en los actuales momentos se están haciendo grandes esfuerzos para brindar capacitación en turismo sustentable y conservación de cetáceos a los prestadores de servicios en estas regiones, con el fin de ayudarlos a brindar valor agregado a sus viajes y a que la operación en general pueda ser considerada sustentable”.

Compromisos internacionales

En el ámbito internacional, además de la Convención para la Reglamentación de la Caza de Ballenas (1984), Venezuela es signatario de numerosos convenios de protección del medio ambiente que incluyen especies de cetáceos como son el Protocolo SPAW del Convenio de Cartagena; la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y el Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD). Adicionalmente, está haciendo gestiones para ser Miembro Consultivo del Sistema del Tratado Antártico.

“Creemos firmemente que el Estado Venezolano se sensibilizará ante las amenazas a los cetáceos y actuará de acuerdo con las responsabilidades internacionales adquiridas. Venezuela debe cuanto antes reingresar a la Comisión Ballenera Internacional como Miembro de Pleno Derecho (voz y voto) con el fin de fortalecer al conservacionista Grupo de Buenos Aires. Creemos que Venezuela se hará sentir dentro de la Comisión Ballenera Internacional”, enfatizó Neil Castro.

La campaña se realiza en momentos en que la CBI enfrenta un proceso de negociación que podría terminar con la moratoria sobre la caza comercial de estos mamíferos marinos, adoptada por mayoría en 1982 e implementada desde 1986, por lo que la integración de países que apoyan y se benefician del uso no letal de cetáceos en la Comisión es de vital importancia para balancear los intereses balleneros de países como Japón, que desde 1987 utiliza un resquicio legal para llevar a cabo el programa de “caza científica” JarpaII.

Por ello, los representantes de Biomarina Venezuela, Sociedad Ecológica Sea Vida y el Consejo Nacional de Estudiantes de Ciencias, hacen un llamado a la comunidad chilena y del mundo a apoyar la campaña por el “Reingreso de Venezuela a la Comisión Ballenera Internacional”, firmando la petición en http://www.thepetitionsite.com/1/venezuelacbi Tu voto hará la diferencia: Venezuela a la CBI.

Fuente: Centro de Conservación Cetacea

1 comentarios:

Neil J. CASTRO-GUILLÉN dijo...

Hola amigos de Zona Verde. Muchas gracis por publicar la Noticia. Estamos en contacto. Un abrazo y felicidades por el blog y las otras actividades. No olviden firmar e informarse en http://venezuelaballenera.googlepages.com

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa