Un oligarca de cacería

lunes, 8 de junio de 2009

Por: Alfredo Oliva


El Oligarca

El oligarca después de cada viaje a Sudáfrica organiza su aquelarre en una lujosa quinta y embriagado por el narcisismo, la vanidad y el alcohol presume con sus amigos de como “arriesgó su existencia en las inhóspitas tierras del África salvaje” y describe fabulosas y peligrosas hombradas en medio de noches sin luna, rodeado de serpientes, tarántulas, y todo tipo de seres vivos peligrosos incluyendo “tribus carnívoras no descubiertas aun por la civilización”, el guía del safari no garantizaba su vida, a pesar de ello continuó en su arriesgada empresa, los trofeos a su valentía compensaban el vértigo que durante el safari estuvo presente contrayendo sus músculos y secando su garganta de tal manera que le dificultaba no solo el hablar, sino respirar y producto de su maestría como cazador e insólitas maniobras en el terreno que deslumbraron al propio guía había logrado sus objetivos y orgulloso ordeno a su hijo a develar unas de las paredes cubierta por una lujosa y costosa tela negra, mostrando insaciables sus trofeos: de chimpancés ( este lo mató con mas inquina por tratarse de la especie más cercano al origen del hombre, hecho inaceptable) osos, leopardos, leones, rinocerontes, elefantes, jirafas, etc. Un sonoro aplauso se oyó al unísono, entre gritos de viva, bravo, se destacó un grito que entusiasmo aun más a la concurrencia: TE QUEREMOS PEDRO.

La Realidad

Lo que no se cuenta es que hay un verdadero genocidio en Sudáfrica, hay una decena de páginas Web que promueven el turismo de safari o ecoturismo con “animales salvajes” a campamentos, parques del gobierno y privados, reservorios, etc., esto no es más que la promoción de la caza con el trofeo garantizado, y los permisos aduanales “legales” para sacarlos fuera del país.

Lo que no cuentan los oligarcas es que esos animales “salvajes” son drogados, sedados, narcotizados, para su caza, lo que no dicen es que muchos de esos animales están acostumbrados a la presencia y convivencia con humanos. Es indispensable ver este video

http://www.youtube.com/watch?v=fpMQlRdM4uY

Lo que no dicen es que hay una caza a la carta, contratada desde el país de origen y que permiten cazar por ejemplo osos y leones drogados desde la comodidad del camión o camioneta, carro y armas con mira telescópica.

Lo que no dicen los oligarcas es que ellos cazan en parques privados donde el animal esta en cautiverio, sin posibilidades de escapatoria y han sido criados en jaulas en contacto permanente con sus “cuidadores” y hasta encariñados con estos.

Lo que no dicen los oligarcas, es que hay “empresarios” sudafricanos que defienden como libertad y libre empresa criar animales en cautiverio y hasta manipularlos genéticamente a solicitud del turista (puede ser otro empresario venezolano por ejemplo) pueda cazar un cruce de león con otra especie y exhibirlo en la pared de su lujosa quinta una vez “cazado”.

Lo que no cuenta el empresario, oligarca “cazador” es que sus dólares contribuyen a la corrupción, a la desaparición de algunas especies, y que anualmente mueren producto de esta atrocidad decenas de miles de animales, por si simple deseo de satisfacer vanidades.

El oligarca venezolano entre trago y trago sentado en la comodidad de una poltrona y aire acondicionado mostraba su valentía asesinando a leones sedados con una mezcla de drogas importadas y anestesia Porcia… esa es la moral de los valientes cazadores ¿o se les llamará deportistas? No me extrañaría que por ejemplo un canal deportivo como Globovisión hiciera un reportaje sobre la cacería deportiva del empresariado venezolano.

Los reyes también cazan

Aun no se sabe en que paró la investigación a que fue sometido el Rey Juan Carlos porque supuestamente cazó en agosto de 2006 un oso amaestrado, manso, cariñoso y que emborracharon con miel y vodka especialmente para la ocasión en la región de Vologda-Rusia.

No es de extrañar, ya que en 1977 en quebró un zoológico (parecido o igual al parque zoológico de valencia estado Carabobo donde la gente veía en carro a leones y diferentes animales sueltos por allí) y fue transformado en un Safari Park (parque de cacerías con los animales que quedaron) un gran número de altos directores, gerentes y burguesía se fue a cazar leones a pocos kilómetros de Madrid, esto despertó el espíritu empresarios de varios dueños de finca y pusieron de moda el Safari Park clandestino, dicen las malas lenguas que vieron en esos años a algún venezolano adinerado por esos lares.

Globovisión asocia a Chávez con la cacería

Hoy Globovisión continúa con su s operaciones psicológicas, ha puesto en la pantalla una propaganda, con la intención de: asociar, la ancestral forma de supervivencias de los indígenas, la caza cíclica de arco y flecha, sustentable, aquella que combina con la agricultura, temporadas climáticas, etc. (Cazadores-Recolectores) Vital para su existencia y cultura, esa caza que es patrimonio de su cultura antropológica, histórica, con la caza criminal, genocida, de un oligarca para satisfacer su vanidad y narcisismo.

Son provocadores de oficio asesorados por laboratorios especializados en guerra psicológica, su intención es envenenar a sus audiencias, Globovisión utiliza audio y video de una indígena, Diputada de la República Bolivariana de Venezuela, la compatriota Noemí Pocaterra dirigiéndose al Comandante Presidente, agradeciendo la entrega de tierras a los Cuibas u otra grupo étnico e invitándolo a cazar con ellos.

Que burla, que ignorancia, que agresión, intentan convertir en magnates de safaris a nuestros indígenas, que pagan 5 mil dólares por cazar un león blanco drogado, disecar sus cabezas, traérselas en sus mapires, para montarlos como trofeo en las paredes de sus casas de palo y hojas y vacilárselos desde sus hamacas.

Diosdado: Globovisión ni por cable ni por satélite

http://www.aporrea.org/medios/a77610.html

--
oliva2021@gmail.com

0 comentarios:

Diseño original por Open Media | Adaptación a Blogger por Blog and Web | Ajustes y Modificaciones por Melissa Roa